Esta mansión para tu perro solo cuesta 30 mil dólares

Si eres de lo que adoran a su mascota, y quieres que no les pegue ni el frío, y además tienes posibilidades económicas, seguro que uno de estos diseños te enganchará.

Esta casa, llamada Hacienda Mexicana, está diseñada a la medida de una ‘perronalidad’ de Hollywood. Se considera única, y entre las amenidades disponibles incluye agua corriente, iluminación, aire acondicionado y calefacción. Por eso su precio, que está tasado en 30 mil dólares.

El creador de esta mansión para tu perro ha diseñado algunas de las casas para perros más exclusivas del mundo.

Cada cliente recibe una consulta de construcción antes. La consulta abarca detalles tales como raza de la mascota, estilo de la casa, presupuesto, características de la mascota y para mascotas sensibles a las alergias, se incorporarán materiales de construcción apropiados.

Además, las preferencias arquitectónicas y el paisaje se revisan minuciosamente, con el fin de complementar la casa con los jardines. Los planos se dibujan y escalan a la perfección. Incluso las ventanas y puertas están diseñadas a medida para proporcionar una utilización y funcionalidad adecuadas.

Cada casa se puede construir como una réplica completa de la casa principal de los dueños de estas mascotas o construida para combinar con cualquier aspecto.

Dependiendo de las especificaciones y comodidades, la casa se construirá en el estudio o en el sitio mismo. El precio variará según la arquitectura y los elementos de detalle.

El precio de venta varía según los servicios solicitados. La hacienda mexicana tiene un valor de 30 mil dólares y la puedes encontrar en Beyond The Crate, que es una fuente principal de Internet para muebles únicos confecionados para perros.

Se especializan en la entrega de productos de calidad y difíciles de encontrar.

En Europa, la mejor empresa alemana en casas para mascotas, ofrece, desde hace menos de una década, una pequeña pero sofisticada variedad de mansiones para tu perro con los acabados y diseño más atractivos que encontrarás en el mercado.

Best Friends Home convierte las casas para perros en absolutamente impresionantes.

Su colección se compone de cuatro modelos diferentes para elegir. Resalta la calidad y riqueza en cada detalle, los cuales son sorprendentes. Si quieres algo especial para tu mascota, puedes personalizar cualquiera de estos modelos e inclusive enviar tu propio proyecto.

Que te parece, por ejemplo, ¡la copia de tu propia casa!

¿Y los precios?

Por supuesto, una mansión para tu perro no es económica, pero tampoco se escapa al bolsillo de algún sofisticado amante de los animales.

Modelo Alabama.

Dos tamaños:

2 mil 799 euros.

3 mil 499 euros.

Modelo: Cubix

Dos tamaños: 1,999 mil euros.

2 mil 799 euros.

Modelo Fayry Tail.

Un tamaño: 1,999 mil euros.

Best Friend’s HOME fue fundada por el diseñador Keppler Doria y el director de eventos caninos André Heinermann, donde se fusionaron las ideas de crear casas extraordinarias para perros con mucho estilo y mucho gusto decorativo, tanto para el interior de la casa, como para el jardín.

Los dos fundadores parten de la idea de crear una casa para su perro, a quién veían durmiendo por todos lados, sin un rumbo específico. Preocupados por la comodidad del animal decidieron fabricar una casa grande, con todas las comodidades y el diseño perfecto que combinara con la decoración del hogar o el jardín.

Como todo buen negocio de éxito, comenzaron con el boca a boca. Pronto el taller arquitectónico de casas para perros que todos quieren tener en su hogar, creció. Los vecinos de los diseñadores fueron los primeros en poseer estás exquisitas obras de arte para perros, y de ahi el mundo entero, donde les buscan clientes de mucha categoría que consienten, sin importar el precio, a su mejor amigo.

Para la fabricación de sus primeros pedidos, contaron con la colaboración de un arquitecto de donde salieron los primeros cuatro modelos: Cubix, Hadas, Alabama y Lönneberga. De estos modelos se han construido muchos más que actualmente reposan en casa de los más consentidas mascotas.

Fuente: Excélsior