Él es el perro que no dormía por miedo a que lo abandonaran

Murdoc es un Golden Retriever al que sus primeros dueños abandonaron en un refugio de animales y, a consecuencia, comenzó a vigilar la puerta del cuarto de su nueva familia sin poder dormir ni un rato, informó SDPnoticias.

Preocupados, llevaron al perro a un veterinario pero este les afirmó que no era nada preocupante, Murdoc únicamente tenía que dormir.

Pero por más que intentaban acurrucarlo, regresaba a la puerta y se quedaba mirando la cama. Esto se repitió noche tras noche hasta que optaron por volver al refugio para tratar de encontrar una explicación.

El primer dueño del can lo había dopado para poder conducirlo hasta el lugar y dejarlo allí. Cuando despertó, todo lo que conocía había desaparecido. El misterio se había resulto, Murdoc temía que lo volvieran a abandonar.

Con ello, su familia le colocó una cama junto ala suya para que con el tiempo recobrara la confianza y volviera a dormir. Tras unos días, el perrito cerró los ojos por un largo rato y durmió cómodo, como antes.