Crean medicamento para miedo a fuegos artificiales en perros

La mayoría de los perros sufre un importante miedo a fuegos artificiales. Expertos afirman que esto puede dañar la salud de las mascotas, por lo que un grupo de investigadores creó un fármaco que alivia el estrés y ansiedad de los perros causado por cohetes, reveló SuMédico.

Según encuestas, cerca del 49% de las personas afirma que sus perros muestran miedo a los fuegos artificiales y en todos los casos, este miedo genera una gran ansiedad en las mascotas.

Científicos de la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos, afirman en un estudio reciente publicado en la revista Veterinary Record, que no tratar los síntomas provocados por el miedo excesivo a los fuegos artificiales, puede tener serias consecuencias en los perros.

“La ansiedad puede afectar negativamente a la salud física, mental y social del perro y por lo tanto, reducir su calidad de vida”, afirma el estudio.

Para reducir estos malestares, científicos desarrollaron un tratamiento médico para los temblores, taquicardia y gimoteos que los perros sufren al escuchar fuegos artificiales, aliviando el nerviosismo y estrés en las mascotas.

Expertos crearon un nuevo gel oral llamado dexmedetomidina, que tiene efectos sedantes y analgésicos y que podría ser administrado por los propios dueños en el hogar con la prescripción de un veterinario.

Por ahora, el tratamiento está disponible sólo en Reino Unido, pero ha demostrado una alta efectividad en el alivio del estrés y la ansiedad en los perros asustados por fuegos artificiales.

La efectividad del fármaco se demostró en una prueba realizada durante la víspera de Año Nuevo de 2012. Algunos perros con un historial de ansiedad aguda y miedo asociado con el ruido de fuegos artificiales recibieron gel dexmedetomidina, mientras que otros fueron tratados con placebo.

Los resultados demostraron que los perros que fueron tratados con dexmedetomidina, mostraron menos signos de miedo y ansiedad, como jadeo, temblor y vocalización.

Un 72% de los perros mejoró la ansiedad con el tratamiento con dexmedetomidina y sin ningún efecto sedante clínico importante. Sólo el 37% de los perros del grupo de control con placebo tuvo una buena reacción.

“La dexmedetomidina redujo significativamente los comportamientos relacionados con el miedo y la ansiedad a lo largo del tiempo, y el efecto general y el éxito del tratamiento se encontraron superiores al placebo”, concluyen los expertos.